Anclas



El mundo necesita más anclas y menos bolas de demolición.

Es más fácil destruir que sostener. Es más fácil derribar que mantenerse firme.

Pero los hombres valientes demuestran estabilidad y paz en momentos de caos. Nos llaman para permanecer firmes. Nos llaman para sostener.

Dios nos pide que hagamos cosas difíciles.

Tenemos que acostumbrarnos a eso.

Cuando la crisis llegue sin provocación y en un instante, la humanidad buscará a sus líderes. ¿Quiénes son esos líderes? Los inamovibles. Las anclas.

La humanidad necesita urgentemente personas inflexibles, inquebrantables y llenas de integridad. Necesitamos del tipo de gente de la que nos podemos sostener en medio de la tormenta.

Dios nos llama a ser esto. Quiere que seamos confiables para nuestras familias, amigos, iglesias y compañeros de trabajo. Quiere que nuestros compañeros noten que permanecemos a salvo en la tempestad. Nuestra nación puede contar con nosotros. Nuestra cultura puede descansar en la seguridad de nuestra defensa.

La tormenta probará nuestra resistencia. Probará nuestra fibra moral, nuestro sentido de la seguridad, nuestra fuerza mental, nuestra fuerza física, nuestra relación con Dios y nuestra relación con los otros. Es para estos tiempos difíciles que el mundo necesita que lideremos.

Si no respondemos al llamado de Dios, o no tomamos las posiciones de liderazgo en la sociedad que nos asignó, alguien que no esté adecuadamente calificado fracasará haciendo el trabajo que nosotros teníamos que hacer.

La sociedad será más débil por ello.

Pero podemos hacer algo al respecto. Podemos ser anclas.

"...para que puedas resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, permanecer firme..." Efesios 6:13

ENGLISH VERSION


  • White Facebook Icon
  • White Pinterest Icon
  • YouTube - White Circle

Alton, Tx, USA

All Rights Reserved