Nocaut!


En los Juegos Olímpicos de Helsinki, Finlandia del verano de 1952, el Boxeador Americano Ed Sanders abrió su paso en el combate final por la medalla de oro al noquear a dos oponentes. El combatió a un tercer luchador tan brutalmente que el árbitro tuvo que parar la pelea. El rival en la final, Ingemar Johansson (un futuro campeón del mundo) tenía tanto miedo de ser noqueado por Sanders que fue descalificado de la pelea por su falta de agresividad. Ed Sanders fue premiado (galardonado) con la Medalla de Oro.

Dos años después, Ed Sanders fue noqueado inconscientemente en el (la) onceavo (a) asalto (ronda) por Willie James. Fue llevado rápidamente al hospital donde murió a la edad de 24 años.

Su record fue de 6 victorias donde 3 fueron por nocaut.

No importa que tan bueno alguien piense que sea, siempre habrá alguien mejor.

James J. Braddock conocido como “El Ceniciento” tuvo 50 victorias, 25 por nocaut.

Jack Dempsey 54 victorias, 44 por nocaut.

Sugar Ray Robinson 173 victorias, 108 por nocaut.

Siempre había alguien mejor.

Ahora, cuando llego el momento de que ellos lucharan con su último rival (retador), la muerte misma, ¡ellos perdieron!

En las películas, el boxeador Rocky Balboa dijo: “El tiempo: Es invicto”

Siempre hay alguien mejor.

La muerte vino por Ed Sanders.

La muerte vino por James Braddock.

La muerte vino por Sugar Ray Robinson.

PERO! Hubo un tiempo…cuando la muerte vino por Jesús.

La muerte no sabía que había alguien quien era mejor. Ese quien es invicto. Ese quien no va a perder y ese quien no perderá. Quien siempre ganara. Es por eso que estamos aquí hoy, para celebrar la victoria de Jesús sobre la muerte.

El record de Jesús 1 victoria =1 por nocaut.

ENGLISH VERSION

  • White Facebook Icon
  • White Pinterest Icon
  • YouTube - White Circle

Alton, Tx, USA

All Rights Reserved